Diseño relajante: Decora el dormitorio para dormir mejor

Diseño relajante: Decora el dormitorio para dormir mejor

La comodidad y las sensaciones de relax en un dormitorio se crean a partir de pequeños detalles, que son gratos a la vista y a la vez, brindan confort y promueven el descanso.

La forma en la que ubicas los muebles en tu dormitorio, el tipo de accesorios de iluminación, los colores y las texturas son parte de ello, pues contribuyen a lograr un ambiente cálido y armonioso.

Los diseñadores de interiores saben cómo decorar una habitación para que se sienta a gusto estar en ella. Y estos son los consejos que te ayudarán a redecorar el dormitorio para crear un espacio íntimo, tranquilo y relajante.

Cómo decorar el dormitorio para el descanso


La disposición de los muebles

La acumulación de muebles en el dormitorio genera sensaciones de incomodidad y estrés, por lo cual es mejor reducirlos a solamente los indispensables.

El acceso a la cama debe estar libre y necesita ser cómodo. La distancia mínima de esta a la pared debe ser de un mínimo de 80 cm.

Las camas modernas y compactas son más propicias que los muebles antiguos, voluminosos y ornamentados, aunque el elemento principal para el buen descanso es el colchón. Cada 10 años, un colchón pierde un 20% de su rendimiento, por lo cual es conveniente que lo renueves con cierta frecuencia.


La iluminación relajante

Las lámparas y candelabros encima de la cama obstaculizan el sueño. La mejor opción son las lámparas con pantallas hechas de materiales densos en las mesitas de noche, pues brindan una iluminación tenue y tranquilizadora.

Los apliques en la pared o los sistemas de iluminación con rieles también son buenas opciones, siempre que sus interruptores sean accesibles. Si luego de acostarte debes levantarte para apagar la luz, es probable que no puedas volver a conciliar el sueño.


Los colores que promueven el sueño

La psicología del color es una buena guía para elegir colores relajantes que ayudan a descansar. En la decoración del dormitorio, el azul es el más adecuado, así como el amarillo suave, aunque en este caso es imprescindible encontrar un tono pastel muy tenue.

El verde es otro de los colores que promueve la relajación, pero, además, mejora el buen ánimo cuando abres las ventanas a la mañana y el color de las paredes se ilumina.

Las cortinas que cubren la luz

Si tu dormitorio tiene ventanas que dejan entrar mucha luz, necesitas colgar cortinas gruesas y oscuras, pues para el buen descanso es fundamental dormir en completa oscuridad.

Los textiles de las cortinas se pueden complementar con persianas para aislar completamente la habitación de la luz exterior. También puedes instalar una cortina eléctrica programable, para que la ventana se abra a la hora en la que deseas despertar.

Detalles decorativos que ayudan a dormir

La decoración relajante es sencilla e incluye solo algunos detalles decorativos que dan alma y personalidad al entorno. Para el dormitorio, escoge fotografías que te recuerden momentos gratos o imágenes que te resulten tranquilizadoras, como un paisaje marino o una estatuilla de buda.

Un toque de naturaleza mejora el ánimo a la mañana y además, ayuda a purificar el aire para dormir mejor. Decora el alféizar de la ventana con una maceta con un cactus, que libera oxígeno por la noche y CO² durante el día, una planta de lavanda, que facilita el sueño, o un filodendro, para descontaminar y purificar el ambiente.

Por último, evita la tecnología en el dormitorio, a no ser que te ayude a dormir mejor y elimina todo lo que no te gusta, te inquieta o te hace pensar en el trabajo. El dormitorio debe ser un lugar donde puedas desconectarte, relajarte y recargar las energías, lo que puedes lograr cambiando solamente algunos de estos detalles en la decoración.
Image