Cómo decorar un dormitorio infantil con juegos

Cómo decorar un dormitorio infantil con juegos

Todos los niños necesitan una habitación acogedora y segura, pero decorar el dormitorio infantil con juegos es también para ellos estimulante, didáctico y les ayuda a desarrollar sus habilidades motoras y sus capacidades intelectuales.
Un ambiente lúdico es ideal para todos los niños, pero los juegos se deben elegir según su edad y también sus preferencias. Si hay algo que les gusta mucho a todos, sin dudas, son las habitaciones temáticas, pues el tema es elegido por ellos. Pero cualquier dormitorio temático infantil es mucho más divertido si tiene juegos.

Decorar un dormitorio infantil con juegos

Al elegir juegos para decorar la habitación, ten en cuenta la edad del niño. Si es un bebé, escoge paneles sensoriales que pueda tocar, tirar, hacer sonar o encender y colócalos a su altura, para que pueda gatear e ir hacia ellos. También puedes usar un espejo, pues el bebé se descubrirá en él y se divertirá viendo su reflejo.

Diseña juegos en las paredes

En un dormitorio infantil, una buena idea es pintar una de las paredes o un espacio en ellas con una pintura pizarra, donde los niños puedan dibujar o escribir.
Con esta pintura también puedes diseñar un juego sencillo, como el ta-te-ti, usando una cinta de enmascarar. El resultado será muy original y para jugar, los niños solo necesitarán tizas de colores.
Utilizando plantillas, puedes crear algunos juegos divertidos en las paredes. Pinta diferentes formas geométricas de colores y adhiere sobre ellas un trocito de velcro. Luego recorta en goma eva las mismas formas, en los mismos colores (pégales también velcro) para que los niños las hagan coincidir.
Esta idea es muy versátil, pues puedes hacer lo mismo con objetos, números, letras, para que los peques aprendan mientras juegan en su dormitorio.
Si prefieres no pintar las paredes, escoge juegos que se puedan colgar: un pequeño aro de baloncesto (con pequeñas pelotas blandas), un juego de dardos (sin puntas), un juego de memoria, etc.

Los juegos también pueden estar en el suelo

Para el suelo, una buena idea es diseñar una rayuela, usando vinilo o pegatinas. Actualmente, puedes encontrar este tipo de vinilo infantil o las pegatinas ya listas, aunque también puedes crearlas usando papel adhesivo de colores y números.
Para el dormitorio de un niño, puedes crear una pista de autos y, en el de una niña, un laberinto. Hay varios juegos de tablero que puedes usar para decorar el suelo para niños más grandes, como un tablero de damas, de ajedrez, un parchís o juego de la oca.

Crea un dormitorio temático con sala de juegos

La decoración infantil de un dormitorio puede ser inspirada en cuentos infantiles, el mar, el bosque, incluso de forma educativa, para que los niños conozcan los diferentes animales, las flores, plantas, planetas, países, etc.
Para estos dormitorios temáticos puedes usar una cama con forma de coche, de castillo, de barco, así como otros muebles personalizados. También puedes agregar algunos juegos del tema, como cuerdas para colgarse y hamacas, una zona de escalada, una red para trepar o acostarse a leer, o una carpa de indios.
Si la habitación es lo suficientemente grande, puedes crear una zona de juegos, con un mueble o estantería donde guardar las cajas de juegos, los puzles, legos y demás juguetes.
En esta zona, coloca una mesa con sillas a la altura de los niños, con cojines o alfombras de goma para que también puedan jugar en el suelo. Añade además varios organizadores, donde mantener ordenados los lápices de colores, materiales para manualidades, etc.

¡Hazlo divertido y colorido!

El dormitorio de los niños debe ser divertido, así que considera agregar algunas decoraciones coloridas, como unas guirnaldas, luces de colores, móviles, cuadros, peluches y otros juguetes, para personalizar el dormitorio infantil con juegos a gusto de los niños.
Image